Caperucita Roja X


Nuestra historia comienza no hace mucho tiempo, en un bello bosque rodeado de naturaleza animal y vegetal. Dentro de ese bosque vivía una niña muy tierna llamada Mia. Con 9 años de edad, Mia poseía bellos cabellos dorados, sonrisa de ángel, manos suaves como las de un bebé y una mirada que encantaba a quien se encontrara con ella. Mia siempre llevaba una caperuza de color rojo y por ello muchos en el bosque le colocaron cariñosamente "caperucita roja". 


Caperucita vivía con sus padres y su hermana mayor Liz de 15 años. Sus padres eran unos exitosos empresarios que tenían muchos negocios en varias partes del mundo. Su padre era administrador de empresas con 2 posgrados, 5 maestrías, 1 MBA, certificado internacionalmente como ADMGI, PMI, PMP, UMP, ATP, ATH, poseía una gran riqueza hecha con esfuerzo por su trabajo de muchos años. Su madre una ingeniera civil con más condecoraciones que un duque del siglo XVIII y 3 doctorados, también había conseguido todo lo que quería trabajando duro a lo largo de los años.

Ambos padres compartían mucho tiempo con sus hijas... pero por Whatssup. Las niñas poseían la última tecnología en teléfonos inteligentes pero Caperucita comenzaba a adaptarse a ella por medio de una red social la cual le abría un nuevo mundo para conocer nuevos amigos de cualquier parte del mundo. Ella publicaba cuanta foto se hacía de si misma con su cámara web integrada en su propio portátil con 300 megapixeles de resolución. También publicaba como se sentía, que estaba comiendo, donde estaba, quienes eran sus amigos y hasta a que hora iba al baño. 

Cierto día Caperucita recibió un inbox de su abuelita, la cual le decía que ya sabía manejar el computador y que quería mantenerse en contacto con ella el mayor tiempo posible. Caperucita entró a mirar la cuenta de su abuelita en la famosa red social esa, y se dio cuenta que ya tenía publicada varias fotos de la familia, varias reuniones familiares y momentos dichosos donde la familia entera estaba reunida. A medida que pasaban los días, Caperucita hablaba más con su abuelita y estaba muy alegre de que alguien como su querida abuela aprendiera tan rápido el uso del computador. Nieta y abuela intercambiaban muchos archivos y programas que la abuelita le mandaba. En varias ocasiones cuando Caperucita se levantaba en las noches al baño notó que la luz de la cámara web estaba encendida, pero no prestó atención al detalle ya que pensaba que era una luz de la calle.

Un día, su abuelita le pidió tanto a ella como a su hermana varias fotos de cuerpo entero en vestidos de baño y ropa interior, con la excusa de que estaba diseñando unos vestidos hermosos para las dos niñas y que podrían recogerlos muy pronto cuando ella acabara de confeccionarlos. Caperucita se extraño de ésto ya que sabía que su abuela no era buena costurera pero no le dio importancia y convenció a su hermana Liz para que también lo hiciera. Ambas enviaron varias fotos a su abuela esperando que fueran de utilidad para sus nuevos vestidos. Todo esto y más no lo sabían los padres ya que para ellas era normal hablar con la abuela y ellos no prestaban mucha atención a las actividades virtuales de sus hijas. Después de 2 semanas de envío de fotos, la abuelita les colocó un mensaje a sus nietas para que se vieran y así ella poder entregarles los vestidos a las niñas. Las citó en una dirección distinta a su casa ya que ahi era el instituto donde ella estaba tomando las clases de costura y tenía todos los materiales para hacer los vestidos. Las niñas fueron sin que sus padres se enteraran y al llegar las recibió un hombre de unos 50 años de edad que les dijo que era el director del instituto y su abuela había llamado para decir que se demoraba un rato pero que la esperaran.

Las niñas se sentía inquietas pero el hombre las calmó hablando de todo un poco hasta que la conversación tomó un giro distinto. El hombre con que hablaban sabía de las múltiples fotos que ellas habían enviado a su abuelita, en especial las que posaban en ropa interior. Sin perder más tiempo, el hombre amenazó a sus visitantes diciendo de que si no accedían a sus deseos, el mostraría las fotos a todo el mundo incluyendo a su familia. Las niñas no sabían que hacer en esos momentos y accedieron a lo que quería esa persona. Pensaban que era dinero o más fotos pero estaban equivocadas. Fueron violadas durante varios días, solo alimentadas con lo necesario para que resistieran el desenfreno del pervertido que las tenía en cautiverio. A los 5 días fueron dejadas en libertad sin que nadie en su casa se enterara de que habían desaparecido por esos días, ya que Caperucita había escrito en su red social que sus padres estaban de viaje y regresarían el fin de semana. 

Después de esos hechos trágicos, las fotos de las niñas aparecieron en varias redes sociales de pedófilos y pornografía de Internet, incluyendo los múltiples videos que el hombre había grabado mientras violaba a las niñas... en especial cuando varios amigos de él compartieron a las niñas en una "fiesta" que tuvieron en su casa. Caperucita nunca más volvió al colegio al igual que su hermana Liz. Sus padres se enteraron mucho tiempo después del incidente ya que notaron algo raro en las niñas, a parte de que sus calificaciones eran pésimas y se mantenía muy calladas en todo el día. Sus padres denunciaron ante las autoridades el hecho, fueron a psicólogos, médicos, brujos, etc con el fin de remediar lo que había ocurrido. Al sol de hoy, ésta historia continúa sin tener un final concreto.

¿FIN? 

Ojalá, ésto fuera solo un cuento sacado de mi imaginación.... pero tristemente es la realidad. A mucha gente le importa un cuerno éste tipo de temas, ya que la excusa va a ser siempre la misma: "a mi no me pasa eso.." y creo que menos les prestan atención cuando un informático da sus consejos al respecto. Tal vez no soy un experto en temas como éste, pero solo puedo utilizar el sentido común para dar mi opinión al respecto y así aportar un grano de arena para prevenir este tipo de abusos.


En internet pueden encontrar muchas cifras estadísticas sobre el abuso sexual a menores de edad, en donde se detalla que en ocasiones va en aumento; ya que Internet a facilitado la comunicación del agresor sexual con su futura víctima. Desde la creación de salas de chat temporales hasta el sexting, Internet juega un papel importante en la proliferación de imágenes con contenido sexual de menores. La red de redes ha sido un gran invento del ser humano para poder comunicarse de manera más oportuna y rápida con los demás, así como también la oportunidad de tener información a la mano sobre cualquier tema que se desee investigar. Desafortunadamente, esto también ha servido para que muchos abusadores sexuales se camuflen en el anonimato virtual y poder así cometer sus crímenes contra nuestros niños(as).

Cifras de abuso sexual infantil pueden leerlas en:

http://redcontraelabusosexual.blogspot.com/
 
https://es.wikipedia.org/wiki/Abuso_sexual_infantil#Pederastia_e_Internet


http://www.abc.es/20121108/sociedad/abci-abuso-infantil-201211072104.html

Internet es nuestro mundo informático y ahí es donde nosotros "nerds de informática" podemos y creo que estamos en la obligación de prevenir sobre éstas prácticas tanto a padres como a cualquier persona. El problema NO ES INTERNET.... el problema es la falta de conocimiento por las TIC's y la falta de interés de los padres por las actividades de sus hijos en Internet. A eso se le suma que muchos padres, con la excusa de que: "mi hijo(a) necesita estar conectado a la red siempre y así me comunico con el o ella..." facilitan a sus hijos de los mal llamados "smartphones" con planes ilimitados de navegación. Al igual que en seguridad informática el síndrome de BYOD (Bring Your Own Device) representa un problema ya que cada chico(a) tiene su propio dispositivo para navegar libremente por Internet y no tiene control de lo que mira o lo que comparte. 

El hecho de que nuestros niños, niñas y adolescentes tengan acceso a la información desde cualquier parte del mundo y a cualquier cosa que esté publicada en Internet, no significa que no podamos prevenir que "hablen" o intercambien información por Internet con extraños. Pueden haber muchas formas de prevenirlo pero desde mi perspectiva pueden ser éstas bastantes útiles a la hora de ejecutarlas:

1. Crear lazos de confianza con el menor


Pienso que éste es el punto más importante o la raíz donde comienza todo. El crear lazos de confianza con el menor significa que puedas darle libertad para hacer sus cosas pero con la confianza de que si pasa algo malo o tengan dudas sobre algún tema, él o ella te lo puedan contar sin que tu te desquites con ellos por eso malo que puede pasar o pasó. 

Así como nuestros padres nos decían que "cuando salgas a la calle no hables con extraños o no recibas nada de nadie que no conoces.." así mismo debemos decirles a nuestros chicos(as) que se cuiden en Internet.

2. Aprender más sobre las tecnologías de la información y comunicación (TIC)
No significa que se deban convertir en unos expertos en informática, que tengan que comenzar a estudiar para informáticos o hacer maestrías o certificaciones internacionales....NO!! Significa que ante cualquier duda o desconocimiento de ésto puedan tener la curiosidad de investigar o preguntar sobre esos temas que los "nerds informáticos" sabemos. Las generaciones de ahora y las que están por venir nacen con un chip interno directo para aprender a operar equipos de tecnología y a las generaciones pasadas les dan lecciones sobre como usarlos. Si tienes dudas sobre ello, puedes consultarles a tus amigos informáticos, ya sea que los tengas o no o por Internet en foros especializados para enseñar a las personas un poco más sobre las TIC's.

3. ¿Tus hijos realmente necesitan un "smartphone"?


Estoy seguro que la respuesta después de pensarlo bien.... es NO! Ya que no entiendo para que un niño o una niña o un adolescente de 7 o 14 años respectivamente necesita tener un dispositivo conectado a Internet todo el día si solo lo va a utilizar para 3 cosas: correo, redes sociales y juegos.


4. Enseña y deja que te enseñen


El abuso sexual por Internet se da más que todo por la ignorancia de la victima sobre que debe y que no debe compartir por Internet. Desde pequeño se le debe enseñar al niño(a) que no todo lo que está en Internet es bueno... también como en el mundo real existen cosas y personas malas que tratarán de hacerle daño. Abrirle una cuenta en una red social a tu hijo de 7 u 8 años no tiene ningún sentido, ni es excusa ser "cool" para que la gente lo vea en Internet. Creo que cuando tenga más edad puede hacerlo el o ella solo(a). 

Ya sea en la red social donde esté, es recomendable decirle a tu hijo(a) que como datos personales solo coloque su nombre y apellido, ya que de nada sirve rellenar espacios con direcciones, teléfonos, donde estudia, hobbys y un montón de datos que cualquiera puede utilizar para beneficio propio. También es bueno que en su perfil solo sea visto por amigos y que no sea público ni acepte invitaciones de personas que no conoce.

5. Prevenir es mejor que lamentar

Prevenir a tus hijos que no coloquen en la red social o digan por correo a todo el mundo que están haciendo o que van a hacer, es bueno. A nadie le interesa en Internet que estés de vacaciones en Cancún o sentado en la sala de tu casa. Hablar de prácticas como el sexting, que es más común entre adolescentes, son maneras de prevenir a tus hijos que eviten hacerlas ya que una vez publicadas en Internet, nunca más volverán a ser propiedad tuya.

Es bueno que también se bloqueen en el navegador, páginas con contenido pornográfico de cualquier tipo con el fin de que tus hijos(as) no caigan en la tentación de entrar en ese tipo de "redes sociales" y sean víctimas de alguna persona. No estoy diciendo que sea un tabú la sexualidad, pero para ello en el colegio o en familia pueden hablar sobre sexualidad correctamente sin dejar que las calles virtuales de Internet lo hagan.

Si desafortunadamente no se ha podido prevenir el abuso sexual, siempre es un deber denunciarlo ante las autoridades competentes para que ellos se encarguen de hacer justicia. Si se sospecha de alguien porque tu hijo(a) te mostró correos comprometedores o fotos que le están enviando cierta persona... también se debe denunciar ésto para prevenir un futuro daño.

Pueden haber muchas más formas de prevenir esto y son bienvenidas para que las coloquen en sus comentarios. Recuerda: no es llenar a tu hijo(a) de miedos o inseguridades, es simplemente enseñarlo a desarrollar su sentido común y que comience a distinguir de lo que es bueno y que es malo.

Espero que éstas palabras escritas sirvan de algo para muchos de ustedes, recuerden que no soy un experto en el tema pero trato de dar mi contribución para un mundo mejor!


Saludos!!

0 comentarios: